Ser Dueños de Nuestras Vidas

¿Somos dueños de nuestras vidas? ¿Qué significa esto? Para mí significa ser soberano de tomar mis propias decisiones, de pensar como quiera, de tener libertad de opinión, de expresarme sin tener que pensar dos veces lo que digo…

¿Qué ocurriría si alguien intenta quitarnos esto? ¡Qué pregunta! Obviamente a la mayoría de nosotros nos parecería renunciar a algo fundamental: A nuestra libertad.

Esta semana me contaba un amigo el comunicado que ha recibido en su empresa, una gran multinacional, una compañía líder. La empresa lleva varios años promocionando que los empleados usen herramientas de software para trabajar de forma ubicua en cualquier momento y en cualquier lugar, tipo bring your own device BYOD, es decir que te las puedes instalar en tus propios dispositivos como teléfonos móviles, tabletas, ordenador de casa, etc. El comunicado dice literalmente que la empresa tiene derecho a recopilar información de tipo personal de estos dispositivos, incluyendo intervenir comunicaciones, acceder a tus cuentas de tus redes sociales, leer su contenido, obtener todo el material multimedia como fotografías, vídeos, etc, monitorizar el tráfico de datos (lo que se conoce como esnifar la red), y por si fuera poco, dice también literalmente que el usuario renuncia a su privacidad, simplemente por el hecho de ser empleado de esta empresa y usar este software.

Traducido al lenguaje de la calle y por si a alguien aún no le ha quedado claro: Pueden activar tu cámara en remoto, tomar el control de tu teléfono y grabar tus conversaciones aunque no estés usando el teléfono (como si fuera un micrófono remoto) , recoger tus fotos y vídeos, acceder al contenido de tu correo electrónico personal, etc, etc. Todo ello de todos los dispositivos en los que tuvieras instalado este software, es decir, tanto en los profesionales propiedad de la empresa como en los personales, de tu propiedad.

La pregunta que yo me hago es la siguiente: ¿Debe una persona tolerar esto? ¿Aceptarlo? En mi opinión no. Pero ¿cómo gestionar esta situación?

No tengo la respuesta aún. Lo que está claro es que afecta a los derechos más fundamentales de las personas: A la privacidad y a la libertad. 

Sea cual fuere la forma de gestionar la defensa de los derechos de los empleados, bien a través de los sindicatos o bien a través de acciones individuales, lo que está claro es que la empresa ha actuado de una forma que raya la ilegalidad. Todo ello naturalmente con la intención, según la empresa, de luchar contra el fraude y el delito cometido por empleados de la propia empresa.

No se cómo debe terminar este post, todavía estoy un poco descolocado con el relato de mi amigo, pero creo que lo que habría que hacer es una web con la lista de empresas que más vulneran los derechos fundamentales de las personas que la integran, haciendo un ranking de empresas que respetan tus derechos sin pedirte renunciar a ellos de forma explícita, publicando sus vergüenzas para que un candidato sepa si le interesa trabajar en ella o no.

Si, creo que eso es lo que habría que hacer.

Anuncios

Acerca de En Perspectiva

Soy uno de tantos directivos españoles. Aporto más de 20 años de experiencia en compañías nacionales y multinacionales líderes de su sector. Autor del Blog En Perspectiva en el que hago mis propias reflexiones sobre liderazgo, gestión de personas, negocios, valores, etc, y con el que intento ayudar a ampliar la perspectiva que tenemos sobre estas cuestiones tan importantes en nuestra sociedad.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s